Un grupo inversor francés se hace con el control de siete tiendas del Family Cash pero excluye la instalada en la Pobla de Vallbona

Apuestan por una expansión empresarial de la firma

Los buenos resultados económicos y el auge que ha experimentado la cadena de supermercados del Family Cash durante los últimos meses ha despertado el interés del grupo inversor francés Corum que ha puesto sus ojos en la Comunitat Valenciana, auspiciado por el incremento de las ventas a raíz de la situación del confinamiento. 

De hecho, en el establecimiento de la Pobla de Vallbona ya se han incrementado el horario de atención al público de 9 a 22 horas de lunes a sábado. Detrás de ello el objetivo por ofrecer mayores segmentos horarios para facilitar la compra a los futuros compradores potenciales. No en vano, los alrededores del área donde se ha instalado la tienda Family Cash de la Pobla acumula una población de más de 2.500 personas. Además, hay que añadir a los habitantes del vecino municipio de Benissanó, cuyas reducidas dimensiones en el término municipal coadyuva cualquier iniciativa por ofrecer una posibilidad de instalación de un hipermercado de estas características. En este sentido, esta cadena de supermercados apuesta por unas políticas expansión en su configuración empresarial. Así, el grupo empresarial francés ha ofrecido hasta 35 millones de euros por el control de siete de los catorce inmuebles donde tiene sus tiendas, de forma que la firma valenciana podría continuar en los mismos como inquilina en lugar de propietaria. De esta forma, a través de esta operación empresarial y económica, Family podrá ingresar esta importante cantidad monetaria para enlazar una ambiciosa estructura de crecimiento. 

De momento, esta operación financiera no afectará en modo alguno para el hipermercado de la Pobla de Vallbona cuya inauguración, el 12 de marzo, en vísperas de fallas que posteriormente fueron suspendidas, ha sido todo un acierto para el futuro empresarial en la localidad a pesar de que en los alrededores existen ya otras opciones. Su objetivo pasa por afianzarse en una ubicación estratégica de forma que en un plazo medio de tiempo pueda convertirse en la principal referencia. Los estudios económicos de la empresa pasan por consolidar sus activos con la apertura de nuevas tiendas como las previstas para este año, como las de Tomelloso (Ciudad Real), Alcalá de Guadaira (Sevilla), Burjassot (València) o la Vall d’Uixó (Castelló). A estas tiendas se unirán otras ocho a lo largo del año 2021, con una previsión importante de puestos de trabajo. 300 millones de euros es la previsión que los directivos del Family Cash se fijan como la cuenta de resultados del conglomerado empresarial. 

La alternativa del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona para contrarrestar este auge notable del sector comercial de las grandes firmas pasa por visibilizar la importancia de los pequeños comercios del casco urbano entre los vecinos, mediante anuncios y publicidad gratuitos en los medios de comunicación municipal.   

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

Llíria aprueba ayudas de 400 euros a los autónomos mientras la Pobla de Vallbona evita medidas directas y apuesta por la publicidad en Telepobla