Morosos en la Pobla de Vallbona: 4’5 millones de euros que los vecinos no han pagado en impuestos y tasas municipales al ayuntamiento

El gobierno los considera “saldo de dudoso cobro”

Uno de los ejes principales del actual Estado de Bienestar se basa en el pago de impuestos como fundamento para la redistribución de la riqueza y terminar, de este modo, con las posibles desigualdades sociales. Una correcta, justa y solidaria política impositiva constituye, por tanto, el principal instrumento que los gobernantes tiene a su disposición para desarrollar las políticas sociales, inversiones, programas e iniciativas que forman su acción. Sin embargo, el principal escollo al que se deben enfrentar se basa en la dejadez, imposibilidad o negativa de muchos contribuyentes a realizar el pago de sus correspondientes impuestos y tasas municipales a las que deben hacer frente para aportar su granito de arena en la tarea inversora. Anualmente, las administraciones públicas deben reclamar cientos de miles de euros a los contribuyentes que no efectúan el pago de sus impuestos por la vía ordinaria y, por tanto, se debe poner en macha la correspondiente vía ejecutiva. En ocasiones, este procedimiento resulta farragoso, costoso y muy largo que conlleva, a medio y largo plazo, a desistir en su intento final. 

En las cuentas extraídas de la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona del año 2019 se ponen de manifiesto estas circunstancias al constar que hasta 4.590.131’28 euros no han sido abonados correctamente a lo largo de los últimos años por los contribuyentes y, por tanto, el ayuntamiento local las considera como “saldo de dudoso cobro”. Estas cifras, con ser elevadas, suponen un aumento notable respecto del periodo anterior, ya que en el ejercicio del año 2018 estos saldos estaban fijados en 4.122.449’97 euros en total, es decir, un incremento de hasta el 11% entre ambas anualidades. Se trata de una suma importante en el quehacer diario de una administración pública que debe afrontar con empeño para continuar prestando todos los servicios y ayudas a la población general. La situación llega a tal punto que la propia administración, gestionada por el equipo de gobierno pertinente, las llega a considerar de cobro imposible. A pesar de ello, año tras año se incluyen en las liquidaciones presupuestarias que se elaboran desde los servicios técnicos correspondientes. 

En el caso de la localidad vallbonense, los ingresos previstos durante los últimos 7 años han ido incrementándose progresivamente ejercicio tras ejercicio hasta en un 12% desde el año 2014 cuando entre ingresos y tasas municipales suponían un total de 8.021.000 euros hasta los 9.020.000 euros del ejercicio de este mismo año 2021. El montante de los impuestos directos supone una de las mayores fuentes de ingresos del consistorio ya que este año se prevé recaudar hasta un total de 8.860.000 euros mientras que de las tasas municipales están previstos otros 400.000 euros. No en vano, suponen un incremento enorme si tenemos en cuenta que en el ejercicio de 2014 estaban presupuestados 7.936.000 en impuestos directos y otros 85.000 euros en tasas. 

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona: 514.558 euros para distribuir entre los bares, restaurantes y actividades de la localidad cerradas por el coronavirus

Següent notícia

La Pobla de Vallbona abona 90.000 euros en productividades a los empleados del ayuntamiento por “especial rendimiento” realizado durante el año del Covid