Los ayuntamientos del Camp de Túria reducen la deuda municipal en 31 millones de euros en cuatro años

Bétera y Náquera son los dos únicos con una deuda cero

Los dieciséis ayuntamientos del Camp de Túria han reducido sus deudas municipales en 31 millones de euros en los últimos cuatro años, con una disminución de hasta el 61%. Bétera y Nàquera, cuyos términos municipales lindas unos con otros, son los únicos que mantienen a cero su deuda. 

Las cifras, a las que ha tenido acceso L’Actualitat, son concluyentes en la mayoría de las localidades ya que entre los años 2014 y 2018 han logrado rebajar en más de la mitad sus deudas municipales gracias al esfuerzo fiscal de sus habitantes. De los 52’1 millones de euros que había en el año 2014 se han pasado a 20’8 millones en el ejercicio de 2018. 

Bétera y Náquera, unidas en la situación geográfica, mantienen en común haber conseguido eliminar por completo la deuda. La primera tras haber amortizado 3’7 millones y la segunda otros 2’6 millones en cuatro años. 

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona lidera la lista de localidades que más ha conseguido reducir su deuda con más de 6’3 millones de euros amortizados en el periodo citado, según los últimos estudios publicados por el Ministerio de Hacienda sobre las administraciones locales. 

En el caso del consistorio vallbonense, ha pasado de deber 8’3 millones en el año 2014 a los 2 millones del ejercicio de 2018. La deuda per cápita es de 84 euros por habitante.  

Le sigue Riba-roja de Túria que ha pasado de una deuda de 4’2 millones en el año 2014 a solo 14.000 euros en el ejercicio de 2018, con una reducción de 4’2 millones, y una deuda por cápita de 0’65 euros. 

En el polo opuesto, la capital comarcal, Llíria, sigue en cabeza de los más deudores, con los 5’7 millones de euros de la actualidad, tras amortizar 2’4 millones en el citado periodo. Su deuda alcanzó los 8’2 millones en el año 2014.  

Benissanó, pese a sus escasos 2.300 habitantes, arrastra una deuda de 3’1 millones de euros (solo ha amortizado 317.000 euros en el periodo), y sus habitantes soportan una deuda por cápita de 1.394 euros. 

Loriguilla también se mantiene con una elevada deuda por cápita de 1.184 euros por cápita, fruto de sus 2’3 millones de deuda y tras haber amortizado otros 957.000 euros. 

Otras localidades que han conseguido aminorar sus deudas notablemente son San Antonio de Benagéber con una amortización de 2’8 millones de euros, Serra con otros 2’4 millones o Benaguasil con 1’1 millones. Sin embargo, todos ellos tienen todavía una deuda actual de 1’8 millones, 1’7 millones y 2’4 millones, respectivamente. 

Por último, cabe reseñar otros casos como los de Marines con una deuda actual de 171.000 euros tras haber amortizado 482.000 euros o Gátova que con sus 398 habitantes mantiene una deuda de 51.000 euros (128 euros por habitante). 

Casinos, por su parte, todavía arrastra otros 934.00 euros de deuda en 2018 tras haber llegado a los 1’7 millones en 2014.   

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La llei Montoro de 2012 impedeix destinar els superàvits a despesa corrent i obliga a amortitzar deute

Següent notícia

El alcalde (Compromís) acusa al PP de dar licencias de obras ilegales y aprobar viviendas sin alcantarillado