La residencia geriátrica de Maravisa en la Pobla de Vallbona deja de tener casos positivos en coronavirus tras morir 9 internos en noviembre pasado

El alcalde desvela que el centro de la tercera edad está libre ya de covid-19

La presencia de coronavirus entre los residentes y empleados de la residencia geriátrica en la urbanización de Maravisa en la Pobla de Vallbona forma parte ya de la historia. Atrás quedan los episodios ocurridos a mediados del pasado mes de noviembre cuando se descubrió que en la citada residencia existían más de 70 casos de contagios que afectaron, principalmente, a los residentes, aunque también quedaron contagiados algunos empleados y trabajadores del mismo. La gravedad que se alcanzó a vivir en el interior de estas instalaciones llegó a provocar la muerte de 9 de los internos que resultaron afectados del Covid-19, dos de ellos fallecieron en la residencia por decisión de las respectivas familias mientras que los siete restantes murieron en el hospital en el que habían ingresado jornadas antes. Desde entonces, no se han vuelto a producir ningún tipo de brote en el interior de algunas de las numerosas residencias de gestión privada existentes en la Pobla de Vallbona. La administración autonómica y Salud Pública tomaron el control para la gestión de los contagios en este centro geriátrico con el objetivo de evitar nuevos contagios en su interior.

            El alcalde de la Pobla de Vallbona, Josep Vicent Garcia, desveló en el transcurso de la sesión plenaria celebrada ayer martes las últimas noticias sobre los sucesos ocurridos en la residencia. “Ayer –por el lunes- nos comunicaron que ya no existían casos en este centro”, afirmó Garcia. La situación que se vivía en aquel momento se ha modificado indudablemente en el mapa del coronavirus en los municipios valencianos. De hecho, a finales de noviembre cuando se produjo la muerte de los nueve residentes, en la Pobla de Vallbona se contabilizan 329 casos por coronavirus desde su inicio en marzo pasado, de ellos 83 en los catorce días anteriores. Sin embargo, a día de hoy estas cifras se han incrementado notablemente hasta el punto que el número de contagiados se ha duplicado. De los 329 casos se ha pasado hasta los 690 desde que comenzó la pandemia en marzo mientras que la acumulación en los últimos catorce días ha disminuido de los 83 de finales de noviembre hasta los 57 de la actualidad. La acumulación por cada 100.000 habitantes se sitúa en un total 233 casos, cercanos a los 250 casos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de los cuales se considera “zona de máximo riesgo”.

            Con todo, los últimos datos dados a conocer ayer por la conselleria de Sanitat Universal son desalentadores hasta el punto que en algunos municipios de Camp de Túria se ha desbocado la acumulación por cada 100.000 habitantes, en alrededor de seis localidades. En Benissanó la incidencia se sitúa ya en 840 casos, en Vilamarxant está cifrada en otros 493 casos, en Benaguasil quedan otros 473 casos, en Llíria alcanzan los 421 casos, en Bétera otros 399 casos mientras que, por último, Marines queda en otros 328 casos de incidencia.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona localiza otros 36 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes y continúa rozando la zona de “máximo riesgo”

Següent notícia

La Pobla de Vallbona localiza 70 nuevos casos de coronavirus y 1 fallecido más desde el pasado martes