“Tengo fotos de altos cargos del gobierno que cuestan 512.000 euros anuales y pasean con sus hijos entre semana a mediodía”

Cruce de acusaciones entre PP y Compromís en el último pleno de la Pobla de Vallbona a cuenta de los sueldos de los ediles durante el Covid-19

/

Lejos de relajarse la atmósfera política en la Pobla de Vallbona durante el Estado de Alarma parece que ha ido in crescendo a raíz de los sueldos que perciben actualmente los concejales del equipo de gobierno. La ley vigente no prevé una situación como la actual en la que el confinamiento impide una libertad de movimiento y circulación y, además, restringe notablemente determinadas actividades y trabajos. 

Los concejales, por ende, no son ajenos a estas circunstancias y muchos de ellos continúan recibiendo sus salarios mensuales –en el caso de que lo tengan establecido porque así lo ha determinado el pleno- a pesar de que la carga de trabajo, en función de las áreas que ostenten, haya descendido en buena medida durante el Estado de Alarma. 

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona es otro ejemplo de estas políticas donde actualmente existen nueve de los doce ediles con dedicación –que se reducirán a ocho tras la renuncia de la concejala de Hacienda, Iris Marco- con un coste global –sueldo y pagos de la seguridad social- que ronda los 512.000 euros.  

La portavoz municipal del PP, Mari Carmen Contelles, desveló en el pleno ordinario que posee fotografías donde consta que altos cargos del ayuntamiento –concejales- pasean “a las doce del mediodía por las calles de la población, con su hijo o algún familiar, lo que significa que no habrá tanto trabajo, por tanto, es necesario revisar esos altos cargos”

La ex alcaldesa abogó por “rebajar los 512.000 euros anuales que nos cuestan a las arcas públicas los sueldos de los concejales que no tienen tanto trabajo durante estos meses de confinamiento, ya que hay que recordar que ahora se nos viene encima una crisis económica peor que la del 2008 con una recesión y una bajada del PIB del 13%, según las estimaciones del Banco de España, pero el equipo de gobierno prefiere la política del patà i avant”.  

Contrataciones afines

El PP lanzó, además, aseveraciones veladas al asegurar que “el que esté beneficiando a alguien a cambio de contratar a personas afines, que se lo haga mirar, porque en algún momento todo eso saldrá a la opinión pública; mirad y comprobad todas las licitaciones y comprobad si son limpias y transparentes, yo creo que no, por eso nos veremos en el juzgado”

El alcalde de la Pobla de Vallbona, Josep Vicent Garcia i Tamarit, de Compromís, rechazó las acusaciones y subrayó la “vocación de servicio público” que, a juicio del munícipe, “tenemos mucha gente”, en clara alusión a otras profesiones que durante el Covid-19 han generado un aplauso social unánime: los sanitarios y las profesiones de servicios esenciales. 

Garcia i Tamarit añadió que si la ley actual vigente permite los sueldos de los políticos “es una elección, el número y el importe que estamos percibiendo están por debajo de lo que permite la ley, es una decisión del gobierno, la legislatura pasada teníamos cinco y nadie nos decía nada; es un número razonable y justo que sea así, además, ahora este capítulo se reducirá en un 11% tras la renuncia de Iris Marco a su dedicación exclusiva”

El alcalde de la Pobla concluyó que hacer demagogia en los sueldos públicos “es miope”.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona sigue sin plan de ayudas a autónomos y comercios mientras Riba-roja, l’Eliana y Loriguilla darán entre 100 y 2.000 euros

Següent notícia

La Pobla de Vallbona generó 82.358 toneladas de basura entre los años 2011 y 2019, la segunda más alta del Camp de Túria