La Pobla de Vallbona se sitúa en tercer lugar de la comarca con 21 brotes localizados desde el inicio de la pandemia en marzo pasado

Llíria encabeza la lista con otros 29 brotes y le sigue Bétera con 22

Los temidos brotes constituyen uno los focos sobre los que las autoridades sanitarias centran todos sus esfuerzos no solo para evitarlos sino, también, para curar a los afectados una vez se han localizado. La llegada de las fiestas navideñas son una de las preocupaciones actuales con el objetivo que tras la vuelta de las celebraciones la curva de coronavirus ascienda a números impensables e insostenibles para el sistema sanitario. De hecho, entre las autoridades sanitarias se da por sentado que tras el día 6 de enero, jornada de Reyes, y la vuelta a la normalidad laboral y educativa, se produzcan repuntes notables por contagios a causa del coronavirus. Especialmente, se teme la reproducción de brotes del ámbito familiar a causa de las reuniones masivas que se podrían realizar en los hogares, más allá de las prohibiciones en cuanto a número máximo de asistentes dictadas por la Generalitat Valenciana. La realización de estas reuniones con aforos ilegales puede ser, incluso, sancionada económicamente por la administración si así lo atestigua un atestado policial. Las denuncias vecinales son uno de los inicios sobre los que pivotan los partes de la policía para hacer frente a la falta de sensibilización que pueda existir en determinadas familias. 

En la comarca de Camp de Túria se han lo localizado hasta 184 brotes entre las cuatro localidades de mayor concentración, con cerca de 100.000 habitantes entre todas ellas. Se trata de los municipios de Llíria, Bétera, la Pobla de Vallbona y Riba-roja de Túria que son los que tienen actualmente un mayor número de afectados por coronavirus –con 2.401 a día de hoy- y los citados brotes, la mayoría de origen social. La capital comarcal, Llíria, es una de las que acumula una mayor incidencia por brotes, la mayoría sociales, desde el inicio de la pandemia con un total de 29, de ellos se han llegado a localizar un brote que afectó a 27 personas y otros que centró su atención en 13 afectados. En Llíria también se localizó un brote que afectó a 116 personas en una residencia de la tercera edad. Tras la ciudad edetana se sitúa Bétera como otros de los focos con más número de brotes, hasta alcanzar los 22 en total. Entre ellos, destaca un brote de 12 personas y otro de 9, todos con un origen social. En tercer lugar, se coloca la Pobla de Vallbona con 21 brotes contabilizados por Sanitat Universal. Sobresalen algunos brotes sociales de hasta 7 y 8 personas afectadas. A estos casos hay que agregar los más de 70 afectados en una residencia de mayores en la urbanización de Maravisa. En cuarto lugar, se sitúa Riba-roja de Túria, en el que se llegaron a contabilizar otros 12 brotes, algunos de ellos laborales con 10 y 14 personas afectados y algún otro de origen social con hasta 10 implicados. Un caso que hay que comentar también es l’Eliana que, con sus 18.200 habitantes, contabiliza hasta otros 9 brotes. De ellos, cinco con un origen social –el máximo con un total de 5 personas-, otros tres con origen laboral –hasta 9 personas resultaron afectadas en uno de ellos- y, por último, otro brote de 16 personas en una residencia.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona llega al fin de semana con 42 contagios más en tres días, el tercer repunte más alto de la comarca, y un brote de 8 casos nuevos

Següent notícia

La Pobla de Vallbona cierra la oficina de atención ciudadana (OAC) tras detectar un caso positivo entre los trabajadores del ayuntamiento