La Pobla de Vallbona se libra del cierre perimetral con 374 casos acumulados por 100.000 habitantes mientras Llíria alcanza los 537 y es confinada durante dos semanas

La Generalitat endurece las medidas para frenar el elevado repunte de casos

El aumento notable y vertiginoso de nuevos casos de coronavirus en los municipios valencianos y, por ende, en la comarca de Camp de Túria han tenido ya sus primeras consecuencias. El cierre perimetral que ha entrado hoy jueves en vigor supone un duro varapalo en la capital comarcal que verá restringida su vida normal durante un periodo de dos semanas para atajar la propagación de la pandemia. Una tasa de acumulación de hasta un 537% es una de las principales razones que ha llevado a la Generalitat Valenciana a decretar el cierre perimetral en un total de 29 localidades. De hecho, la capital comarcal es una de las grandes perjudicadas por la adopción de estas nuevas medidas que, entre otras novedades a su confinamiento como localidad. Los centros sociales, los casinos, los clubes y los establecimientos similares son cerrados durante las dos semanas que durará la nueva realidad. Además, los bares, los restaurantes y los establecimientos similares vuelven a bajar la persiana, excepto en aquellos lugares que sí realicen comida para llevar. Los gimnasios, centros deportivos, parques y jardines también permanecerán cerrados a la ciudadanía. En el caso del resto de actividades económicas sí podrán abrir sus puertas, aunque con las correspondientes limitaciones de aforos y el toque de queda. Otras situaciones como los tanatorios, los cementerios, las bodas y las celebraciones análogas sufrirán restricciones, con aforos de hasta el 30% como máximo y, en algunos casos, de hasta 10 personas en interiores y 15 en exteriores.

            En la comarca, Llíria es la que peores resultados está cosechando semana tras semana. El empeoramiento de sus cifras es una realidad palpable desde hace varios meses, cuando la localidad empezó a sufrir las consecuencias del paso del final del verano, la vuelta al colegio y los mayores contactos físicos. De hecho, un simple repaso de mediados de septiembre demuestra que entonces el primer puesto en contagios lo ocupaba Bétera con 245 caoss desde el inicio de la pandemia en marzo, seguida de la Pobla de Vallbona, Riba-roja de Túria y l’Eliana, mientras que la capital edetana manejaba cifras de 92 casos, de ellos solo 15 en los últimos catorce días frente a los 125 de la actualidad. Los argumentos expuestos por la Generalitat para decretar el cierre perimetral en las 29 localidades se han sustanciado no solo con la acumulación de casos, sino también con la tasa de hospitalizaciones, la presión asistencial, la situación del hospital de referencia o la previsión de la evolución de la pandemia. En el Camp de Túria solo se ha visto afectada Llíria por el cumplimiento de estos parámetros, además de la evolución de los últimos días. En otros casos, como el de la Pobla de Vallbona no se ha optado por el cierre perimetral a pesar de que la acumulación de casos está situada en un 347 por cada 100.000 habitantes, superior a los 250 a partir de los cuales se empieza a considerar “la alerta” de una localidad determinada. La localidad vallbonense llegó a situarse en 417 casos acumulados en los últimos catorce días el pasado 27 de noviembre, cuando tuvo un total de 102 casos en ese citado periodo. Desde entonces, su evolución ha transcurrido a un ritmo menor, aunque constante.

            Localidades valencianas confinadas ahora llegan a alcanzar los 1.808 casos (Quatretonda), los 1.598 (Anna), los 1.581 (Ayora) o los 1.507 (Daimús), cifras exageradas a pesar de su menor densidad poblacional respectos de otras comarcas valencianas. Por ello, desde las autoridades sanitarias se insiste en reclamar “sensatez” a la ciudadanía para continuar con el cumplimiento estricto de las recomendaciones como distancia social, uso de la mascarilla y limpieza e higiene exhaustiva de las manos. Además, se recuerda que las reuniones no pueden superar las seis personas en total, en especial aquellas celebradas en el ámbito privado y familiar.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

80 nuevos casos de coronavirus en la Pobla de Vallbona tras la cena de Nochebuena, sólo superada por Llíria con otros 89 afectados del Covid

Següent notícia

La Pobla de Vallbona registra otros 16 contagios de coronavirus en su población y suma 96 en total durante las fiestas navideñas