La Pobla de Vallbona registra otros 16 contagios de coronavirus en su población y suma 96 en total durante las fiestas navideñas

La comarca alcanza ya los 4.349 casos en total desde el inicio de la pandemia

Poco a poco, continúa el goteo incesante de casos de coronavirus entre la población al aflorar las consecuencias, anunciadas y esperadas por las instituciones médicas y científicas, que las navideñas han supuesto en la sociedad. Las recomendaciones, nuevas restricciones y el llamamiento a dejar de lado el contacto social durante las pasadas fiestas navideñas no han surtido el efecto deseado entre la población. Lejos de frenarse la curva ascendente de nuevos casos, las cifras demuestran que en muchos hogares se han continuado celebrando las reuniones familiares y sociales en plena pandemia. La comarca de Camp de Túria sigue su escalada de nuevos casos registrados al alcanzar ya los 4.349 casos desde el inicio del coronavirus, allá por el mes de marzo pasado, de los cuales 391 se han detectado en los últimos catorce días tras realizar las pertinentes pruebas de PCR. Por su parte, el parte de fallecidos ha sufrido un nuevo repunte al registrarse 13 nuevos decesos desde el pasado martes, 5 de enero y vísperas del día de Reyes, y con el punto de mira situado en l’Eliana donde el número de muertos por coronavirus alcanza los 6 y se sitúa ya en 18 en total. En San Antonio de Benagéber, pese a sus escasos 9.000 habitantes, se han vuelto a registrar otros 3 fallecidos en solos tres días y en Riba-roja de Túria otros 2. Vilamarxant y Bétera, con uno cada uno de ellos, completan la lista. 

En la comarca de Camp de Túria continúan siendo los núcleos más poblados los que experimentan un mayor incremento de casos de nuevos contagios por la Covid-19 mientras que en las localidades pequeñas se va conteniendo la curva en plena época invernal. Con todo, la lista de acumulación en los últimos catorce días ha descendido de los 538 que existían el pasado martes a los 391 de hoy viernes, es decir, un descenso de 143 sobre el total. La Pobla de Vallbona y Riba-roja de Túria son las dos localidades donde este descenso se ha dejado notar más, con 30 y 32, respectivamente, de descenso en cada una de ellas. Sin embargo, es Llíria la que ha sufrido una mayor virulencia en las últimas semanas la que, por el contrario, ahora rebaja su acumulación de los últimos catorce días, de los 125 que tenía el pasado martes a los 82 de la actualidad. De hecho, estas cifran le han supuesto un confinamiento de catorce días por parte de la Generalitat Valenciana a la vista de las cifras que venía soportando desde el pasado mes de noviembre y situarse en la primera posición de las localidades que más ha dejado sentir el coronavirus entre la población. 

En la Pobla de Vallbona se han vuelto a detectar otros 16 casos de contagios entre la población local a los que hay que sumar los 80 del pasado martes, de forma que en solo tres días la cifra alcanza los 96 casos de coronavirus. Sin duda, la prueba de los nuevos casos detectados tras las fiestas de los días de navidad. En los próximos días, martes y viernes próximos, aflorarán las reuniones mantenidas en los días de fin de año y los de las jornadas de Reyes. Poco a poco, se van conociendo las cifras de los incumplimientos sociales en los que se han incurrido en estas fechas. Bétera ha sido en solo tres días la que ha experimentado una mayor subida de casos, con otros 42 adicionales, mientras que en Llíria otros 40 casos incrementan las listas de afectados. L’Eliana también ha registrado 21 nuevos casos y Riba-roja es la que mejor ha contenido este aumento con un nuevo caso registrado. A las cifras conocidas cada mañana hay que añadir las estadísticas que cada tarde se van publicando sobre brotes sociales. 

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona se libra del cierre perimetral con 374 casos acumulados por 100.000 habitantes mientras Llíria alcanza los 537 y es confinada durante dos semanas

Següent notícia

La Pobla de Vallbona continúa cercana a la zona de “máximo riesgo” al acumular 229 contagios por cada 100.000 habitantes