La Pobla de Vallbona lidera, junto a Bétera, la destrucción de empleo en la comarca con 22 desempleados más en agosto tras el respiro de julio

La comarca pasa de los 12.772 parados en el mes de julio a los 12.872 desempleados en agosto.

La tasa de paro correspondiente al mes de agosto ha devuelto a la cruda realidad a una buena parte de los municipios de Camp de Túria. Mientras una gran mayoría aumentan notablemente los dígitos del desempleo, tras un verano salpicado por el coronavirus, sólo Llíria, Casinos y Benaguasil, han visto disminuir las listas del paro en sus municipios. En el primer caso con una reducción de 27 personas, de los 2.367 en julio a los 2.340 del mes de agosto. En Casinos, 8 personas han hallado un puesto de trabajo, con lo cual la lista pasa de los 182 desempleados a los 174 parados de agosto. En el caso de Benaguasil, se trata de una sola persona que ha encontrado un empleo. En este municipio de Camp de Túria la tasa pasa de los 1.050 desempleados en julio a los 1.049 en el mes de agosto. Sin duda, las tres localidades constituyen un auténtico oasis en el global de la comarca, rasgada por otra pandemia, la de la crisis económica y social que azota al conjunto del mundo. En números absolutos, la comarca pasa de un desempleo de 12.772 en julio a las 12.872 en agosto, es decir, 100 más entre ambos meses, según los datos a los que ha tenido acceso L’Actualitat. 

A los repuntes del coronavirus que se han sucedido gota a gota a lo largo de todo el verano siguen ahora los repuntes en materia de desempleo. En la Pobla de Vallbona tras un respiro en julio –con 67 menos que en junio- se han vuelto a incrementar las listas de vecinos y vecinas que buscan un empleo, especialmente estable y bien remunerado. Sin embargo, en agosto se han vuelto a incrementar con otras 22 personas a la búsqueda de empleo. Durante los duros meses del confinamiento y la desescalada, la Pobla de Vallbona se ha erigido en una de las localidades de Camp de Túria más golpeadas por el desempleo entre la población. De esta forma, de los 1.700 desempleados del mes de marzo contabilizados en las listas de Labora, entidad pública encargada de la gestión, se pasaron a las 1.874 en abril, es decir, un incremento de hasta 174 personas, una de las épocas más duras en el primer mes del Estado de Alarma. Los meses siguientes continuaron por la misma senda del desempleo, los Erte y las ayudas económicas. De hecho, en mayo volvieron a verse abocados al desempleo otras 50 personas –de 1.874 a 1.924 en solo treinta días- hasta que en julio cambió de rumbo la tendencia al pasar de los 2.008 parados en junio a los 1.941 en julio, es decir, 67 desempleados menos. 

En el conjunto de la comarca, el aumento de los parados a la vuelta de septiembre ha confirmado los peores augurios de los expertos económicos que se podría recrudecer si los repuntes de coronavirus siguen imparables como en las últimas semanas. En Nàquera hay 18 parados más, en Riba-roja de Túria otros 17 desempleados más, así como en Vilamarxant con otros 10 más o en Loriguilla que, pese a sus 2.025 habitantes, ha visto incrementarse la lista del paro en otras 12 personas. En otras localidades de la comarca como Serra, San Antonio de Benagéber, L’Eliana, Benissanó o Gátova han aumentado su nivel de paro, con 8, 6, 5, 5 ó 2, respectivamente. 

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

El Síndic de Comptes alerta de los ayuntamientos como el de la Pobla de Vallbona de fiar los ingresos ordinarios a la política del “ladrillo”

Següent notícia

Fusión entre CaixaBank y Bankia en la Pobla de Vallbona: en peligro las oficinas y los empleados actuales