La Pobla de Vallbona ha notificado la obligación de limpiar las parcelas a más de 300 propietarios, pero solo ha conseguido 2 autorizaciones del juez

El edil de Obras Públicas detalla las actuaciones del consistorio para hacer cumplir la ordenanza

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha notificado a más de 300 propietarios de parcelas del término municipal su obligación de limpiarlas y, para ello, establece dos periodos: los meses de mayo y noviembre. Con esta pretensión se intenta evitar problemas de falta de salubridad o de higiene y, al tiempo, posibles incendios durante la época estival. Además, esta situación se recrudece e intensifica en el caso de aquellas propiedades privadas en mal estado cercanas a áreas pobladas, en un área geográfica, la valenciana, azotada por los incendios. 

El edil de Obras Públicas y Servicios, Juan Aguilar, afirmó en el último pleno ordinario que el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona hace semanas que empezó los trabajos de limpieza de aquellas parcelas de propiedad pública y enumeró los datos sobre las notificaciones que el consistorio municipal ha efectuado desde el año pasado. En total, suman más de 300 peticiones de limpieza. Si bien reconoció que las de propiedad de personas individuales se están efectuando correctamente –siempre hay excepciones, subrayó- aunque existe un grueso de propietarios que no cumple con su obligación. 

Entre esos vecinos-propietarios “insolidarios” se hallan algunos conglomerados, bancos, empresas inmersas en concursos de acreedores y todo tipo de sociedades a los que el ayuntamiento se ve incapaz de hacerles cumplir esa obligación. “Estamos realizando nuestro trabajo, los vecinos de la Pobla se comportan de manera ejemplar y limpiar sus parcelas, pero luego existe un grupo de propietarios a los que se hace difícil”, fueron las palabras de Aguilar. 

“Tenemos problemas a la hora de llevar a cabo esa ejecución de limpieza de las parcelas –continuó el edil de Cupo- y el ayuntamiento por sí solo no puede, por tanto, debemos acudir a las ejecuciones forzosas a través de las resoluciones judiciales que, por otra parte, son siempre difícil de conseguir”. Esas dificultades se traducen con las escasas autorizaciones obtenidas de la judicatura a lo largo de este periodo de tiempo –poco más de año y medio- y que se cifra en un total de dos permisos de los jueces. “Es difícil conseguir esas autorizaciones –matizó Aguilar- pero queremos dar las gracias a aquellas personas que sí cumplen con las reglas que marca la ordenanza”. 

Precisamente, esas ordenanzas establecen una serie de requisitos, obligaciones y deberes para los propietarios, tanto los situados en el propio casco urbano como aquellos ubicados en el resto del término municipal. Las sanciones para los infractores de esta ordenanza municipal pueden alcanzar hasta los 3.000 euros en total, en función de la graduación de los hechos. 

Sanciones económicas 

Así, en esta ordenanza municipal de la Pobla de Vallbona se especifican las faltas leves, de 300 a 750 euros de sanción, por el mal estado de limpieza del solar por la existencia de vegetación espontánea o desniveles o la falta de justificación en la desinfección o desratización, entre otros. 

Las faltas graves conllevan multas de entre 750 y 1.500 euros, por la posesión de un solar o parcela sin adecuar la limpieza a la ordenanza y que en su interior existan residuos orgánicos, minerales o de construcción, existencia de animales o malos olores, una ausencia de puerta de acceso, la generación de polvo suspendido por falta de riego, el almacenamiento de materiales de obra o el incumplimiento de los requerimientos municipales. 

Por último, cabe destacar las infracciones muy graves con sanciones de entre 1.501 y 3.000 euros para aquellos que almacenen cualquier tipo de residuo en el interior, la falta de cerramiento del solar, el incumplimiento reiterado a los requerimientos del ayuntamiento o el lanzamiento de materiales de construcción desde plantas superiores a la vía pública. 

La cuantía exacta de las citadas sanciones variará en función de algunos criterios como la ubicación del solar, la extensión o tamaño del mismo, el estado de suciedad que presente o la tipología y clasificación de los residuos depositados en su interior.     

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona generó 82.358 toneladas de basura entre los años 2011 y 2019, la segunda más alta del Camp de Túria

Següent notícia

Espai Jove la Pobla de Vallbona: el ayuntamiento corta las malas hierbas en ambos lados del recinto tras las denuncias de L’Actualitat pero mantiene el deterioro en los alrededores.