La Pobla de Vallbona: 50 contagios más de coronavirus en tres días mientras que la incidencia se reduce a 323 casos por cada 100.000 habitantes

La incidencia en la comarca disminuye por debajo de los 500 casos

El próximo día 1 de marzo concluye el periodo de restricciones que la Generalitat Valencia puso en marcha el pasado 21 de enero como eje fundamental para disminuir el aumento notable que se experimentó tras las fiestas navideñas en las que las reuniones familiares desencadenaron una situación desbocada en número de casos. Una de las premisas que el Consell se ha grabado a fuego para iniciar una desescalada –lenta y muy controlada, según sus responsables- pasa por una disminución de la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes por debajo de los 250 casos. Las estadísticas que ha publicado en las últimas horas la conselleria de Sanitat Universal dejan vislumbrar un atisbo de optimismo, con cifras por debajo de los 500 casos, sin olvidar que hace solo quince días hasta cinco localidades de la comarca de Camp de Túria superaban con creces los 1.000 casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija en 250 casos el límite para considerar de “máximo riesgo” la situación en un municipio. De hecho, un municipio como Benissanó, con apenas 2.260 habitantes, llegó a acumular 2.300 casos cada 100.000 habitantes el pasado 27 de enero. Ahora, esta misma localidad suma 442 casos, la máxima de la comarca. Y, con ella, un buen número de municipios han superado estas cifras estratosféricas vividas entre mediados de enero y mediados de febrero. 

No obstante, las autoridades alertan de que este optimismo moderado no debe desencaminar a la ciudadanía de la necesidad de continuar extremando las precauciones y medidas higiénicas y sanitarias para contener, cada vez más, el aumento de nuevos casos. Las cifras últimas vuelven a poner sobre la mesa que el coronavirus continúa activo entre la población, si bien en las dos últimas semanas el aumento es menor que durante la segunda quincena de enero y la primera de este mes. Un ejemplo paradigmático: en Bétera, el 3 de febrero se contabilizaron 145 nuevos casos de coronavirus, mientras que esta misma semana, el pasado miércoles, el incremento es de la mitad, de 74 contagios nuevos. En la capital comarcal, Llíria, se han vuelto a localizar otros 66 casos, mientras que en l’Eliana y la Pobla de Vallbona se han experimentado otros 52 y 50, respectivamente. En esta última estadística cabe añadir los casos de Benaguasil y Vilamarxant, con otros dos aumentos de 25 y 18 casos nuevos localizados, en cada uno de ellos. 

Con estos datos, la Generalitat Valenciana decidirá la próxima semana si inicia la desescalada el próximo 1 de marzo como está previsto o, en cambio, continúan las restricciones. La reapertura del sector de la restauración es uno de los que en los últimos días se ha colocado en el centro del debate político y social por cuanto su cierre significa la paralización de un sector económico muy asentado y con una enorme tradición social. La incógnita consiste en averiguar si se reabrirá en las mismas condiciones anteriores a su cierre el 21 de enero. 

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona: la tercera ola continúa con otros 75 nuevos casos de coronavirus, un brote social de 5 personas y 1 fallecido más

Següent notícia

La Pobla de Vallbona: otros 13 contagios más por coronavirus, pero abandona la zona de “máximo riesgo” con 216 casos por cada 100.000 habitantes