La Pobla de Vallbona: 1.500 euros para los dueños de los perros que orinen o defequen en la vía pública por una infracción grave

El actual ordenamiento jurídico no se aplica en su origen a pesar del aumento de actitudes incívicas

La actual ordenanza municipal del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona es muy tajante sobre los derechos y los deberes de los propietarios de las mascotas o animales de compañía, como es el caso de los perros. Así, el ordenamiento municipal establece sanciones económicas de hasta 1.500 euros en los casos de orinar o defecar en la propia vía pública. 

En la práctica, las sanciones pecuniarias brillan por su ausencia en la aplicación de esta normativa. Antes con el PP y ahora con la coalición progresista, las infracciones no acarrean en ningún caso sanciones económicas considerables que reconduzcan este tipo de actitudes incívicas e insolidarias con el resto de la sociedad poblana. 

La ordenanza actual vigente data del día 11 de octubre de 2017 cuando fue refrendada en la correspondiente sesión plenaria tras meses de elaboración y preparación con el objetivo de regular la tenencia y la protección de los animales domésticos y de compañía existentes en las viviendas del término municipal de la Pobla de Vallbona.  

El texto normativo aprobado recoge que la Pobla de Vallbona es una localidad vinculada tradicionalmente a las tareas agrícolas en la que han convivido personas y animales a lo largo de los años, con una relevante función de los animales para las tareas en la agricultura, la ganadería o funciones de guardia o custodia. Sin embargo, se hace eco de la demanda social de mejorar esa convivencia entre animales y personas a la medida del progreso social. 

Es en ese contexto en el que la regulación de determinadas acciones o actitudes que se suceden en el día a día de la localidad en la que esta ordenanza municipal debe incidir, especialmente, en aquellas que crean mayores problemas o molestias para buena parte de la población de la Pobla de Vallbona, y es ahí donde los excrementos de perros y los orines se erigen en una de sus principales escollos cotidianos. 

Tres categorías de infracciones

Sin embargo, el ordenamiento jurídico es muy claro al respecto y para ello define tres categorías de infracciones para los dueños de los animales de compañía y las correspondientes sanciones económicas. Así, la primera de las categorías es la relativas a las infracciones leves con sanciones de hasta 750 euros. La tenencia de más de cinco animales domésticos de compañía en una vivienda, la permanencia de perros en las terrazas de pisos, jardines o patios que deberán estar en zonas interiores entre las 22 y las 8 de la mañana, la circulación de esos animales sin correa por la vía pública, la falta de atención sobre el mismo, darle de beber directamente en fuentes públicas, su presencia en zonas de juegos infantiles, depositar comida en vías públicas para estos animales, la tenencia de animales sin vigilancia o su venta a menores de catorce años, entre otras muchas infracciones. 

A continuación, cabe reseñas las infracciones graves con multas de hasta 1.500 euros. Entre ellas, cabe destacar los casos de reiteración de infracciones leves en hasta tres ocasiones, el incumplimiento de los preceptos de condiciones higiénicas o de salubridad en viviendas o espacios privados, abstenerse de las obligaciones de presentar la documentación obligatoria cuando se les requiera o cuando carezcan de un lugar donde guarecerse en caso de su permanencia en zonas exteriores en una vivienda. 

Otras infracciones graves son la falta de respeto de las medidas restrictivas en espacios públicos autorizados, no vacunar a los perros, la tenencia de animales salvajes o exóticos sin documentación, la instalación de palomeras en zonas urbanas, el abandono de animales muertos o el incumplimiento de la obligación de recoger los excrementos depositados por los animales en la vía pública o, incluso, la venta ambulante de animales. 

3.000 euros de sanción

Por último, las infracciones muy graves comportan sanciones económicas que pueden alcanzar los 3.000 euros en total. Entre ellas, la reiteración de hasta tres infracciones graves, incumplir las obligaciones sanitarias, el abandono de animales de compañía o no comunicar a las autoridades una enfermedad contagiosa en un animal. 

También se prohíbe cualquier tipo de maltrato, crueldad práctica dañina sobre el animal, el uso de animales en espectáculos, fiestas u otras actividades que impliquen crueldad o maltrato, la organización de peleas de animales, no facilitarles la alimentación necesaria para conseguir un desarrollo normal o el suministro, incluso, de alimentos que supongan un daño innecesario al animal o dispararles con armas de fuego, arcos u otro tipo de instrumentos similares.  

1 Comment

  1. Ok
    Gracias por la información
    Me lo puedes pasar por pdf para ponerlo en el tablón de mi comunidad de vecinos

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

Protestas y malestar por la suspensión de algunas pruebas médicas en el centro de salud de la Pobla de Vallbona a causa del Covid-19

Següent notícia

Alerta sanitaria en la Pobla de Vallbona: 2 nuevos contagios en las dos últimas semanas