La Pobla arrastra 4’5 millones de euros en “deudas de dudoso cobro” que los vecinos no abonan desde hace años por tasas e impuestos municipales impagados

El ayuntamiento presenta la liquidación del 2019

La liquidación del presupuesto del año 2019 en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha arrojado la existencia de un agujero notable en las cuentas municipales ya que desde hace años se arrastran 4’5 millones de euros en deudas por parte de los contribuyentes que no han abonado las tasas e impuestos municipales.   

Se trata de unos débitos que los vecinos y las vecinas de la Pobla no han pagado en su momento oportuno y que se ha prolongado en el tiempo por problemas técnicos, por propia voluntad de los contribuyentes de no abonar las tasas o los impuestos o, simplemente, por los farragosos procedimientos burocráticos que envuelven a las administraciones públicas. 

Los 4’5 millones de euros son el resultado acumulado de los ejercicios económicos precedentes que no se han podido cobrar por parte de las arcas municipales en su momento adecuado y que la administración considera, por tanto, como “de dudoso cobro” por las dificultades que entraña acudir a la vía jurídica pertinente y que podría acarrear, llegado el caso, una demora importante y un coste económico añadido que, en modo alguno, restañaría el posible beneficio que se obtendría al final del trámite. 

Como bien avanzó el 14 de abril L’Actualitat, el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha ingresado 57’7 millones de euros en impuestos y tasas municipales en los últimos cinco años en términos de políticas impositivas, lo que se traduce en una disciplina impecable de sus contribuyentes si bien una parte de los mismos se niegan a abonar los correspondientes impuestos. 

La liquidación del presupuesto de 2019 ha concluido con unos ingresos que alcanzaron los 20’3 millones de euros, gracias a los impuestos directos ingresados (9’3 millones), los indirectos (438.316 euros), las tasas (2’6 millones), las transferencias corrientes (7’1 millones), los ingresos patrimoniales (227.180 euros) o las transferencias de capital (582.660 euros). 

Por su parte, el apartado de los gastos ha alcanzado los 20’6 millones de euros que se distribuyen entre los gastos de personal (8’3 millones), los gastos en bienes corrientes y servicios (6’1 millones), los gastos financieros (15.907 euros), las transferencias corrientes (1’3 millones), las inversiones reales (4’8 millones de euros) y las transferencias de capital (19.982 euros). 

Al final, por tanto, se ha generado un déficit de 342.925 euros ya que los gastos que se han producido a lo largo del ejercicio económico ha sido superior a los ingresos en las arcas municipales en este periodo de tiempo. Sin embargo, al practicar los correspondientes ajustes en la contabilidad aplicables a las administraciones locales se han generado una necesidad superior que alcanzará los 789.668 euros al añadirse una suma de 446.743 a los iniciales 342.925 euros. 

El informe del área de Intervención de la Pobla de Vallbona advierte de que con estas cifras “se incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria”, con una necesidad de financiación o déficit en términos de contabilidad y añade que en las cuentas de 2018 también se incumplía la regla de gasto por un importe total de 1.174.945 euros y atizaba que “sin aprobar el oportuno plan económico financiero ni adoptado ninguna medida prevista como ya se ha venido poniendo de manifiesto por esta intervención en múltiples informes en 2019 y 2020”.  

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla lidera la destrucción de empleo en la comarca y ocupa la segunda posición tras Llíria en número de parados

Següent notícia

Perfil dels aturats de la Pobla: dona, major de 44 anys d’edat i sense estudis universitaris (1a. part)