La concejala de Hacienda de la Pobla renuncia al sueldo de 36.000 euros anuales tras aceptar ser asesora en la Generalitat donde cobrará más

Iris Marco comunica en el pleno su nuevo destino, aunque continuará como concejala.

Se venía rumoreando desde hace tiempo posibles cambios en el organigrama del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona y, al final, acabaron por confirmarse en el pleno municipal ordinario celebrado en la noche de ayer martes. La concejala de Hacienda, Iris Marco, de Compromís, anunció que ha aceptado una propuesta para convertirse en nueva asesora en la Generalitat Valenciana. De hecho, ayer martes fue su primer día en este cargo.  

Los anuncios publicados en los últimos meses en el boletín oficial de la provincia (Bop) donde se daba cuenta de un baile de retirada de atribuciones por parte del alcalde, Josep Vicent Garcia, de Compromís, a la concejala de Hacienda, Iris Marco, a causa de cuestiones médicas, hizo saltar las alarmas en algunos círculos políticos de la localidad. Sin embargo, nada más lejos de la realidad ya que, posteriormente, le fueron restituidos por completo.

Anoche quedó despejada cualquier duda. Primero desde la oposición en el inicio del pleno ya se insinuó un cambio en el gobierno inminente en la persona de la citada concejala, en una sesión de enorme densidad y embrollo a cuenta de la presentación del plan económico financiero al que la legalidad vigente obliga al consistorio poblano. 

Al final del debate del punto del orden del día sobre esta cuestión financiera, la concejala de Hacienda, Recursos Humanos y Deportes, Iris Marco, tomó la palabra para acallar cualquier tipo de rumor o conjetura alrededor de su devenir político y lanzó que, finalmente, ha aceptado la propuesta de la conselleria de Cultura, Educació i Esports, encabezada por Vicent Marzá, también de Compromís, para convertirse en flamante asesora. 

La asesora in pectore de la corporación de la Pobla anunció la aceptación del encargo de “asistente” –terminología empleada por Marco, lo que en la práctica es un cargo de asesora- en la Dirección General de Deportes, encabezada por Josep Miquel Moya, también de Compromís, quien ha desarrollado toda su carrera política en el Ayuntamiento de Gandía, tanto en la oposición como en el gobierno hasta ocupar su actual cargo.  

Iris Marco afirmó que renunciará al sueldo que venía percibiendo en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona (2.863,21 euros brutos en el último mes de abril) pero que continuará como concejala. Falta por concretar si continuará desarrollando las tres áreas que venía desempeñando hasta ahora –Hacienda, Recursos Humanos y Deportes- o se realizará una remodelación en el gobierno ya que se trata de departamentos de un alto volumen en la gestión. 

Falta por dilucidar, también, si el sueldo que recibía Iris Marco queda vacante o lo asume algún otro miembro del gobierno municipal –actualmente, hay 9 de 12 ediles con dedicación exclusiva- y si se despoja de alguna de las áreas para asumir otras con menor carga de trabajo. Marco, por tanto, percibirá ahora un sueldo de superior cuantía como asesora en la citada conselleria. 

De hecho, el cargo público del que dependerá Marco desde ahora, Josep Miquel Moya, percibe un sueldo con unos complementos que ascienden a 58.859’59 euros, más los trienios correspondientes como funcionario de carrera en el Ayuntamiento de Gandia –otros 3.457’44 euros más- que hacen un total de 62.317’03 euros anuales, según la web de la transparencia de la Generalitat.  

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla asigna 250.000 euros en productividades y otros 37.500 más en gratificaciones a funcionarios que el Síndic de Comptes calificó en 2019 de “no objetivos”

Següent notícia

El plenari de la Pobla aprova retallades de 655.956 euros en despeses corrents i inversions per complir les exigències del Ministeri d’Hisenda