La concejala de Hacienda de la Pobla de Vallbona asegura que el Partido Popular hizo “una porquería” de RPT en 2002 y avisa de que “no sobra personal”

Gobierno y oposición se enredan sobre la conveniencia temporal para dar luz verde a la creación de 9 nuevos puestos de trabajo

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha aprobado una modificación de la plantilla de personal a través de la cual se han creado nueve nuevas plazas de trabajo que pasarán a ocupar personas que ya desempeñan actualmente estos cometidos mediante diversos programas. La propuesta contó con el beneplácito del equipo de gobierno –Compromís, PSPV, Contigo y Cupo- mientras que la oposición en bloque –PP, Ciudadanos y Vox- se decantó por la abstención. 

Las modificaciones son un instrumento puntual al servicio de una administración que permite regularizar determinadas disfunciones que en el marco de las políticas de personal se acentúan por una legislación laboral encorsetada y muy rígida que restringe notablemente a los equipos de gobierno una libertad para la gestión.

La concejala de Hacienda, Iris Marco, Compromís, ha afirmado que la relación de puestos de trabajo (RPT) del año 2002 –bajo gobierno por mayoría absoluta del PP- es “una porquería del Partido Popular que continuó siendo una porquería cuando abandonaron el gobierno en el año 2015”. La RPT es el instrumento que recoge los puestos de trabajo de una administración, con sus funciones exactas para realizar y sus complementos de destino y específico. 

El pleno de la Pobla creó las nueve nuevas plazas –“no suponen ningún gasto adicional ni necesidad nueva”, aseguró Marco- con el objetivo de que pasen a ocuparlas las personas que actualmente realizan esas funciones mediante programas y concatenación de contratos que se retrotraen muchos años en el tiempo. Se trata de dos plazas de trabajadoras sociales, dos educadoras sociales, dos profesoras de la EPA, un administrativo en comunicación y, por último, dos subalternos. 

“Se trata de regularizar su situación al igual que hacemos con los interinos que sí disponen de una plaza, el objetivo es adecuar el ayuntamiento a la realidad, al cubrir necesidades estructurales y no puntuales, y no será la única modificación que realicemos, haremos más; estamos confiriendo una seguridad laboral a esas personas que no tendrán que preocuparse si continúan o no en sus puestos de trabajo”, afirmó Marco. 

La concejala del PP Rosana Marín considera “sospechoso” que se creen ahora estas plazas “cuando se podría haber hecho cuando se aprobó el presupuesto, quizás tienen prisa por si hay recortes por parte de la Generalitat y se retiran las subvenciones para esos puestos de trabajo; el actual gobierno ha sido incapaz de elaborar una RPT del ayuntamiento, por una gestión nefasta de Iris Marco en temas de personal, con más de 70 personas en situación irregular y espera a hacerlo ahora”. Según Marín, “han tenido 5 años para hacerlo y no han hecho nada”. 

“No sobra personal”

Iris Marco justifica su decisión en el hecho de que “no sobra personal en ninguna área del ayuntamiento, al contrario, existe una carencia, disponemos de unos recursos limitados que no podemos ampliar con una mayor carga económica que va más allá de nuestras posibilidades, la carga de trabajo es enorme, no solo por el crecimiento poblacional sino por las nuevas leyes que implican más tarea en la tramitación y controles municipales”.  

Marco ejemplificó la situación laboral en determinadas áreas. “En 2015 cuando entramos a gobernar había un conserje con una antigüedad de once años que estaba contratado por un programa que implicaba responder a una línea telefónica que hace años ya no existe, por eso es necesario realizar modificaciones para solventar estas situaciones”, subrayó la edila de Hacienda. 

El portavoz de Vox, Miguel Ángel Huerta, avisa que la creación de estas nuevas plazas de trabajo “sí supondrá más adelante un gasto económico para el ayuntamiento, y ahora no es el momento de realizar ese gasto, estamos en contra del enorme coste que tiene que soportar este ayuntamiento en gasto de personal; si tanta falta hace esas plazas que se saquen a concurso”.   

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

El Cebarock (23.765 euros), la Mostra de dansa i Teatre (7.000 euros) o les festes de Joventut (5.000 euros, entre els damnificats per les retallades

Següent notícia

La Pobla de Vallbona: Juan Aguilar pide perdón por mentir en el pleno de abril mientras la oposición dice que “no hay dinero para pagar la ITV de los coches”