El Camp de Túria reduce la tasa de paro en 3.209 personas en los últimos cinco años

La Pobla pasa de 2.060 en el año 2015 a 1.524 parados en 2019

/

Los dieciséis municipios que conforman la comarca del Camp de Túria han logrado reducir en un 23’8% la tasa de paro en el período comprendido entre los años 2015 y 2019 al pasar de las 13.501 personas en búsqueda de un empleo a las 10.292 de la actualidad. Estos datos confirman un descenso progresivo tras la época de la fuerte crisis económica y, por tanto, de destrucción de puestos de trabajo entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019. 

Los años 2015 y 2016 fueron los de mayor tasa de parados experimentada en el Camp de Túria, con 13.501 y 12.038 personas, respectivamente. Sin embargo, es entre los años 2016 y 2017 cuando se produce la mayor reducción al pasar de los 12.038 a 10.799 parados, es decir, 1.239 personas hallaron un puesto de trabajo en alguna empresa. 

La capital de la comarca, Llíria, continúa encabezando la lista de municipio con la mayor tasa de parados, con un total de 1.871 personas, si bien lejos ya de los 2.465 parados. De esta forma, la capital edetana disminuyó en el citado periodo un total de 594 personas, una de las tasas más acentuadas en la comarca. El paso del año 2015 al 2016 fue el que produjo un mayor descenso con 232 personas menos. 

La relación de parados la sigue Riba-roja de Túria con un total de 1.527 personas paradas en diciembre de 2019 y con 483 personas menos en la lista de los parados. Al igual que Llíria, Riba-roja también creó más puestos de trabajo entre las anualidades de 2015 a 2016 al pasar de los 2.010 a los 1.723 del siguiente año, es decir, 287 parados menos. 

Otras localidades como la Pobla de Vallbona y Bétera –junto a Riba-roja y Llíria, los municipios de más de 20.000 habitantes de la comarca- han sido capaces de reducir las tasas de paro en 536 y 342 personas, lo que demuestra la tendencia positiva y gradual experimentada en el resto del Camp de Túria, especialmente en las grandes urbes. 

Municipios de extensión media como el caso de l’Eliana cerró en diciembre de 2019 con un total de 921 parados, es decir, 289 personas menos que consiguieron encontrar un puesto de trabajo en el último año. Benaguasil también continuó con la senda del crecimiento económico y, por tanto, de creación de empleo ya que pasó de tener 1.084 parados a finales del año 2015 a los 853 desempleados de diciembre de 2019. 

Vilamarxant redujo, justamente, en 200 personas la tasa de paro en los últimos años, al pasar de los 912 a los 712 parados. Es entre los años 2016 y 2017 cuando experimenta su mayor época de expansión con un total de 76 personas que accedieron a un puesto de trabajo. 

En este grupo de localidades del Camp de Túria se incluyen otras como Nàquera con un total de 399 parados, San Antonio de Benagéber con 342 o Serra con otros 209 desempleados. 

En el otro extremo, la lista la cierra la localidad de Gátova que, con sus 378 personas de población global, es, por tanto, la que menos tasa de paro posee con un total de 28 personas. Las 45 personas que en el año 2015 estaban en paro se redujeron a los 28 de la actualidad. 

Otros municipios de tamaño reducido son Benissanó con 172 personas en paro -tras rebajar las estadísticas en 46 personas- o Loriguilla con otros 119 desempleados o los 1 11 de Marines

Olocau permaneció por encima de los 100 desempleados en la actualidad o los 139 de Casinos. 

Cabe destacar que los 10.292 personas en situación de paro actualmente en el Camp de Túria supone 6’3% sobre el total de la comarca, cifrado en un total de 162.991 de población.  

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

El BOP publica els béns, els deutes i les activitats dels 21 regidors de l’Ajuntament de la Pobla

Següent notícia

Corral del Pataco: de basurero a Universidad privada hasta acabar en el baúl del olvido