El Ayuntamiento de la Pobla publica la licencia ambiental del hipermercado de la Rascanya y abre el periodo de alegaciones

Se puede consultar el expediente en el Centro Social

Mientras sobre el terreno las obras marchan a marchas forzadas para cumplir los plazos previstos –primer trimestre de 2020-, en los despachos se avanza a buen ritmo para perfilar todos los trámites administrativos que permitan la instalación del hipermercado ubicado frente a la urbanización la Rascanya de la Pobla de Vallbona. 

El Ayuntamiento de la Pobla ha abierto el periodo de alegaciones tras dar luz verde a la licencia ambiental para esta actividad comercial, uno de los últimos trámites administrativos previos al inicio de la misma. La licencia ambiental es un permiso que se solicita para determinados sectores económicos, en este caso comercial con moderado impacto ambiental. 

La licencia ambiental valora los posibles efectos que estas instalaciones pueden tener sobre la salud humana y el medio ambiente al tiempo que establece los condicionantes ambientales necesarios para la prevención y reducción de la contaminación en origen. Se crea un procedimiento que incluye un informe ambiental vinculante para el ayuntamiento que debe conceder la licencia municipal definitiva. 

El documento acreditativo tiene fecha del pasado 13 de diciembre cuando la titularidad de la empresa solicitó la citada licencia ambiental en la zona de la Rascanya y ahora el ayuntamiento abre un plazo de 20 días para que las personas físicas o jurídicas, asociaciones vecinales y todos aquellos ciudadanos de la Pobla de Vallbona que lo estimen oportuno puedan realizar cualquier alegación al respecto. La fecha comprende entre el 24 de febrero y el 24 de marzo, de lunes a viernes en la segunda planta del centro social, de 9 a 14 horas. 

 

La urbanización del parking del centro comercial llega a su recta final mientras se terminan los últimos flecos de la fachada y continúan los trabajos en el interior del edificio para poder concluir en los plazos previstos oficiales. 

Las entrevistas para ocupar algunas de las plazas ofertadas se han llevado a cabo durante los últimos días en el mismo centro social –según ha podido averiguar L’Actualitat- a los aspirantes interesados. 

Los modelos comerciales de esta cadena de supermercados se basan en sala de ventas de 4.000 metros cuadrados sobre parcelas de más de 12.000 metros cuadrados de extensión. Los locales se sitúan, mayoritariamente, en los extrarradios de los términos municipales, con formatos que trabajan con entre 19.000 y 22.000 referencias.

El modelo de las tiendas que esta cadena suele asentar en cada una de ellas oscila entre los 70 y los 80 trabajadores por planta. La cifra de negocios de esta cadena llegó hasta los 130 millones de euros durante el año 2018. Su almacén logístico está ubicado en L’Olleria.    

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La apertura de un nuevo centro comercial abre interrogantes sobre el futuro del comercio local

Següent notícia

El próximo 24 de marzo concluye el plazo de alegaciones sobre el nuevo hipermercado de la Rascanya que abrirá el jueves día 12