El alcalde de la Pobla de Vallbona se incorpora el lunes a su trabajo tras permanecer los últimos diez días de vacaciones en pleno rebrote de Covid

El BOP publica el asueto del munícipe que ha sido sustituido por Regina Llavata.

La regulación y pormenorización de todos los actos de los políticos abarcan hasta el más mínimo de los detalles. Cualquier circunstancia, episodio, anécdota, acto político u otro tipo de situación debe quedar reflejado como así lo regula la legislación vigente actual. No solo los actos que se aprueban en las sesiones plenarias de los ayuntamientos deben trasladarse, a continuación, en los correspondientes libros de actas o diarios de sesiones, como se les conoce formalmente. Los días de descanso o asueto a los que tienen derecho los políticos, en cualquier de las instancias requeridas, local, autonómica o estatal, se deben publicar para el conocimiento de los contribuyentes que son, al fin y al cabo, los que aportan los recursos económicos para el desarrollo normal de la vida pública. En los municipios se trata del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el que se encarga habitualmente de dar un detalle, por nimio que sea, como forma de hacer partícipes los propios ciudadanos. 

En este sentido, el BOP de la edición del viernes 4 de septiembre da cuenta de los días de descanso que se ha tomado el primer edil de la Pobla de Vallbona, Josep Vicent Garcia, de Compromís, durante los últimos días de agosto y los primeros del mes de septiembre. Así, la comunicación del citado medio público subraya que el primer edil permanece alejado de la primera línea de la administración local entre los días 27 de agosto y el 6 de septiembre. Por tanto, el próximo lunes 7 de septiembre se reincorpora a su puesto habitual con todas las competencias que tiene atribuidas. Durante el citado periodo de tiempo, Regina Llavata, primera teniente de alcalde, le ha sustituido en el puesto, según la reglamentación actual vigente. El segundo teniente de alcalde es Juan Aguilar, el tercero es Jaime Ruix y la cuarta teniente de alcalde corresponde a Iris Marco. 

Los días de mayor de descanso del alcalde de la Pobla de Vallbona coinciden en el tiempo con los mayores picos de contagios que se han sucedido a lo largo del pasado mes de agosto, en el que la localidad ha pasado de los 40 contagios del día 7 a los 92 positivos por el Covid-19 en los primeros días de septiembre, es decir, más del doble en las escasas tres semanas de diferencias entre ambos intervalos de tiempo. Sin embargo, a pesar de las cifras elevadas, las más altas en incrementos porcentuales en Camp de Túria, ningún representante político del equipo de gobierno de la Pobla de Vallbona ha salido ante la opinión pública local para dar una versión sobre estos hechos. Incluso, ni el contagio de una trabajadora del área de Servicios Sociales –del que dieron cuenta los medios oficiales del ayuntamiento- fueron suficientes para que saliera a la palestra ningún político para informar sobre las medidas adoptadas para evitar una propagación del coronavirus, ni entre el resto de trabajadores ni tampoco respecto de los usuarios de este servicio esencial.  

Con la llegada de septiembre, languidece un verano caracterizado por el aumento del coronavirus entre los ciudadanos y se abren nuevas incógnitas sobre el nuevo curso académico que se inicia el curso académico en el que se han adoptado medidas adicionales y extraordinarias para afrontar el covid. Además, no hay que olvidar el temor que existe sobre posibles repuntes mayores en coronavirus con la llegada del otoño, la bajada de las temperaturas y la coincidencia con la gripe invernal. Por tanto, desde las administraciones se deberán tomar medidas extraordinarias para que la propagación del Covid no afecte a la vida económica y social de los ciudadanos. 

En el plano político social comienza un nuevo curso en el que se deberán continuar adoptando medidas complementarias de ayuda a los colectivos y segmentos sociales y poblacionales que se puedan ver salpicados con mayor virulencia por el coronavirus. En el marco estrictamente económico, las diversas áreas del ayuntamiento comenzarán a perfilar el nuevo presupuesto correspondiente al año 2021, cuyas directrices se dejarán sentir por la incidencia de la pandemia en la vida diaria. Serán las primeras cuentas post-covid.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La concejala de Hacienda de la Pobla de Vallbona se despoja de parte del área de Personal tras renunciar en mayo a los 36.000 euros de sueldo para irse a un puesto en la Generalitat mejor retribuido