El alcalde de la Pobla de Vallbona delega sus funciones hasta principios de septiembre la semana en la que se alcanza el récord de 87 contagiados por el coronavirus

Municipios valencianos rastrean las aguas residuales para averiguar la presencia del Covid-19 mientras la Pobla no ha comunicado ninguna iniciativa al respecto.

/

Ni las previsiones más negativas o pesimistas habrían oteado en el horizonte más cercano –incluso a medio plazo- unos rebrotes tan acusados y vertiginosos por el coronavirus en la Pobla de Vallbona como los que, actualmente, se han desatado. En tan solo las cuatro semanas que transcurren desde principios de agosto y las postrimerías del mismo mes, la curva de la pandemia ha emprendido una escalada notable que le lleva a erigirse en uno de los municipios más golpeados por la pandemia. En términos futbolísticos podríamos inferir que el partido contra el coronavirus ha carecido de descanso. Ni tan siquiera la llegada del verano ha supuesto un paréntesis en el aumento de nuevos casos por el Covid-19 ya que se ha deducido que el mismo carece del carácter estacional previsto y se reproduce igualmente, al mismo ritmo, en periodos de frío invernal como en temperaturas elevadas veraniegas.  

La Pobla de Vallbona constituye, en efecto, el paradigma de municipio que se ha visto azotado virulentamente por los contagios tanto sociales, como los familiares y todas las actividades ligadas al ocio además de los brotes surgidos en el ámbito laboral. En todos estos casos la conselleria de Sanitat Universal se encarga de localizar los contactos de las personas positivas con el objetivo de llevar a cabo la trazabilidad y evitar, de esta forma, una propagación descontrolada del nivel de contagiados. A lo largo del mes de agosto se han llegado a detectar hasta cinco brotes de contagios, en los dos ámbitos que se analizan por las autoridades sanitarias. El primero de ellos se remonta al pasado 11 de agosto cuando se registraron cinco contagios en el ámbito social. A la semana siguiente, el segundo de los brotes volvió a incidir con otros tres contagiados también en el ámbito social, mientras que seis días más tarde a los cinco afectados por el coronavirus en un origen social se sumaron otros tres surgidos en el ámbito laboral. Al día siguiente, el 27 de agosto, se sumaron otros tres contagios por origen social. En total, en agosto se han producido cinco brotes de origen social y laboral, con un montante de 19 contagiados. 

En el ámbito político cabe señalar que en esta semana en la que se han alcanzado los citados tres brotes sociales y laborales –con los 11 afectados-, el alcalde de la localidad, Josep Vicent Garcia, ha delegado sus funciones hasta principios de septiembre en la que se retomará nuevamente el curso político tras una primavera y verano atípicos barnizados por el coronavirus que ha sacudido por completo todos los cimientos sociales, económicos y políticos que no se había vivido nunca. El reglamento de organización municipal prevé que en caso de vacante, ausencia, enfermedad o vacaciones de la alcaldía sea sustituido por los miembros de la junta de gobierno local. Según la reglamentación actual vigente en la Pobla de Valblona, la primera tenienta de alcalde es Regina Llavata, el segundo teniente de alcalde es Juan Aguilar, el tercero es Jaime Ruix y la cuarta corresponde a Iris Marco. 

A pesar de duplicarse el número de contagios en la localidad desde los 40 contabilizados a fecha 7 de agosto hasta los 87 de la actualidad (30 de ellos en los últimos catorce días), nadie del equipo de gobierno ha salido a la opinión pública para ofrecer explicaciones sobre los repuntes ni tampoco sobre la gestión que se está llevando a cabo desde la administración pública local –en especial desde el ámbito policial- para atajar y controlar con mayor eficacia esta peligrosa escalada de contagios.  

En algunos municipios valencianos se están ejecutando iniciativas para rastrear la presencia de restos de coronavirus en las aguas residuales. En la comarca de Camp de Túria, Riba-roja de Túria ha iniciado esta semana el cribado y análisis en el casco urbano en consonancia con la empresa de aguas. En otra localidad cercana como Paterna, su ayuntamiento –también de signo socialista- ha realizado ya intensivas analíticas en sus barrios y en los numerosos polígonos para concretar las zonas con mayor incidencia del covid y, a partir de estos datos, poder implementar iniciativas para reducir el número de contagios.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

Coronavirus en la Pobla de Vallbona: 3 nuevos contagios de origen social y la localidad es ya el único municipio de Camp de Túria que repite día tras día

Següent notícia

La Pobla de Vallbona registra 5 contagios más en el fin de semana y alcanza los 92 en total sobre un global de 670 afectados en Camp de Túria