Centro derecha y centro izquierda apoyan un presupuesto de 20’2 millones de euros en la Pobla de Vallbona

El gobierno local se atrae el voto de Ciudadanos en un intento por emular la táctica de Ximo Puig

La aprobación de los presupuestos económicos del próximo año 2021 ha puesto de manifiesto que, más allá de las ideologías, partidos de espectro político diverso y contrario pueden converger en algunos temas. Precisamente, el presupuesto económico de un ayuntamiento es el documento más importante en una administración pública, por cuanto sobre él gravita toda la gestión de la maquinaria burocrática que permite funcionar, algo así como la gasolina para un vehículo. El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona es uno de los consistorios de Camp de Túria que desde tiempo inmemorial aprueba el presupuesto en noviembre, con plazo suficiente para que el 1 de enero del siguiente año pueda estar ya plenamente operativo, tras el periodo de exposición pública y de alegaciones por parte de los interesados. La novedad en esta ocasión es la confluencia de los partidos de centro izquierda que integran el actual gobierno y del centro derecha que representa Ciudadanos en la votación de las cuentas del próximo año 2021. 

El pleno del Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha aprobado unas cuentas de 20’2 millones de euros, un 4’14% más que en el pasado ejercicio, 806.000 euros de diferencia, con los votos del equipo de gobierno a los que, en esta ocasión, se han añadido los votos de Ciudadanos, la formación naranja, en sintonía con las directrices que, desde la dirección nacional, encabezada por Inés Arrimadas, se ha auspiciado. El Partido Popular y Vox votaron en contra de las cuentas económicas. 

Con la aprobación del presupuesto para el próximo año, el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona saca adelante una de las cuentas más elevadas de los últimos años, tras los 20’6 millones de euros iniciales que se refrendaron en el ejercicio de 2018. Precisamente, en ese año se produjo el salto cuantitativo de las cuentas tras dejar atrás otros ejercicios como los 15’5 millones de euros del año 2015, los 15’7 millones del siguiente año 2016 o los 16 millones del año 2017. Tras el punto de inflexión del año 2018, los siguientes ejercicios han continuado los 18’2 millones del 2019 o los 19’4 millones de la actualidad. 

Las cuentas del próximo ejercicio han supuesto la escenificación de dos bloques, entre el equipo de gobierno –al que se ha sumado ahora Ciudadanos- y la oposición, concentrada en el PP y Vox. Las distintas visiones e interpretaciones de las cuentas suponen una divergencia notable sin retorno posible. Mientras el gobierno municipal centra su exposición en la congelación de los impuestos y en un aumento enorme de las inversiones municipales “en época de pandemia”, la oposición lanza diatribas contra la subida impositiva, los gastos en personal incrementados desde el año 2015 –ejercicio del cambio de gobierno- y en las asignaciones de los numerosos concejales con una dedicación exclusiva. 

Con los datos en la mano, el apartado de los ingresos se caracteriza por un aumento del 4% -con 800.000 euros más- gracias a las subvenciones y asignaciones de las distintas administraciones públicas –más de 1’4 millones de euros en total- y que, en parte, compensan los más de 270.000 euros que se dejarán de recaudar por la anulación de las tasas que pagan los bares y comercios por la ocupación de la vía pública, en especial la dedicada a las mesas y sillas como consecuencia de la Covid-19. 

En cuanto a los gastos, se dejarán de pagar más de 200.000 euros en préstamos bancarios y amortizaciones –alrededor del 42% de bajada- y un incremento de más del 79% en cuanto a las inversiones municipales, que pasarán a suponer 2 millones de euros, es decir, 900.000 euros más que en el ejercicio anterior. 

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona gastará 564.000 euros en revisar el actual plan general mientras la oposición prevé un contrato 'a la carta' y 'con nocturnidad' para una empresa concreta

Següent notícia

Maldita hemeroteca en la Pobla de Vallbona: cuando el gobierno era oposición y viceversa, el cambio de opinión según el sillón que se ocupe