168 aspirantes para acceder a las 13 plazas en propiedad de policía local en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona y sueldos de hasta 32.000 euros anuales

El próximo 15 de octubre empiezan los primeros exámenes.

El pasado 9 de diciembre de 2019, el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona publicaba un anuncio sobre las bases y la convocatoria para proveer en propiedad 13 plazas vacantes de agente de la policía local englobadas en el proceso de consolidación del trabajo temporal y que se incluyen en la oferta de empleo temporal (OEP) extraordinaria del año 2018. La adjudicación de estas plazas supone un paso más en el objetivo de consolidar estas plazas y eliminar su carácter temporal ya que muchas de ellas están ocupadas desde hace años por los mismos agentes sin que hasta el momento hayan salido al mercado laboral para ser ocupadas definitivamente. Nueves meses después desde aquel anuncio –confinamiento y Estado de Alarma incluidos- se han presentado un total de 168 personas al proceso después de que todos los aspirantes se hayan inscrito en el proceso administrativo y previo pago de una tasa económica de 30 euros en total. Tras las oportunas comprobaciones y cotejos, el consistorio vallbonense ha dado vía libre a las 168 personas que próximamente iniciarán las oportunas pruebas, teóricas, físicas y prácticas. Un tribunal administrativo designado al efecto se encargará de supervisar todo el proceso. Como presidente estará el jefe de la policía local de la Pobla de Vallbona, una secretaria que corresponde a la propia secretaria municipal y, por último, otros tres vocales que son otros tantos funcionarios de carrera. Otras seis personas especialistas formarán el séquito para la prueba psicotécnica, además de una médica y una enfermera para el reconocimiento médico. 

El próximo 15 de octubre comenzarán las pruebas del ejercicio 1 y 2 en el pabellón polideportivo. La fase primera de oposición consistirá en la superación, con carácter obligatorio y eliminatorio, de las pruebas indicadas cuyo global será un máximo del 60% sobre el total del proceso. La parte de concurso tendrá el restante 40% de la convocatoria. La primera de las pruebas consistirá en la medición de la altura de los aspirantes que deberán adaptarse a las exigencias contenidas en el proceso administrativo seguida de una segunda prueba de carácter psicotécnico. Se trata de un test psicotécnico de personalidad que evaluará los factores previstos en la legislación. Una entrevista será el punto siguiente de esta primera fase. La tercera prueba –tras la medición y el psicotécnico- consistirá en las pruebas de aptitud física. Los aspirantes deberán superar las pruebas diseñadas al efecto para cuya realización deberán aportar un certificado médico oficial sobre su aptitud. 

La cuarta parte de las pruebas está relacionada con la teoría, es decir, un cuestionario de 100 preguntas de tipo test con cuatro respuestas alternativas cuya particularidad consiste en la falta de penalización en aquellos casos de errores y con una duración máxima de dos horas. La prueba se puntuará con un baremo entre 0 y 25 puntos, pero con un mínimo de 12’5 puntos para superarlo. La quinta fase tendrá lugar a través de un ejercicio práctico en el que los aspirantes desarrollarán un examen escrito en un máximo de una hora y que versará sobre el desarrollo de un supuesto policial sobre las actividades, funciones y servicios propios de la escala básica o sobre la redacción de documentos policiales. Su puntuación oscila entre los 0 y los 35 puntos y para superarlo deberán obtener 17’5 como mínimo. Esta fase de oposición concluirá con un reconocimiento médico que deberán superar con éxito para pasar a la segunda fase del proceso. 

Curso de capacitación y sueldo

El apartado del concurso es otra las partes de las que se nutrirá, finalmente, la nota total de cada aspirante. Entre los méritos que se tendrán en cuenta son los servicios efectivos prestados como personal funcionario interino, la formación y la titulación, los cursos de formación, el conocimiento del valenciano, otros idiomas y, además, otros ejercicios que se hayan superado en convocatorias anteriores. Todos los que superen las pruebas y accedan a una de las plazas que se han sacado a concurso-oposición deberán realizar, en un último escalón, el curso de capacitación de contenido teórico-práctico impartido por el IVASPE. Tras ello, ya podrán empezar a ejercer su nuevo cometido en el que les espera un sueldo de alrededor de hasta 32.000 euros brutos anuales repartidos en catorce mensualidades en las que se incluyen ya las pagas extra.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

Notícia anterior

La Pobla de Vallbona se queda sin intendente de la policía local tras terminar los dos años de comisión de servicios y pasa a inspector tras obtener casi la máxima nota.

Següent notícia

Coronavirus en La Pobla de Vallbona: el fin de semana vuelve a dejar otras 6 personas contagiadas y se alcanzan los 133 afectados